Cada detalle cuenta para nuestra identidad digital

Luces y Sombras de las Marcas

Cuando abrí mi cuenta de Twitter en 2009, no pensé ni por asomo la importancia que llegaría a tener esta red social y, quizás por eso, no me preocupó demasiado que mi nick fueran mis iniciales, que terminara con dos números y que con el tiempo pudiera incidir en mi identidad digital.

Intenté registrarme como fatimamartinez, fmartinez, fatimaml y mil posibilidades más, pero sistemáticamente Twitter me indicaba que esos nicks estaban registrados y, por defecto, me ofreció fmlopez48, así que accedí a su recomendación, pensando que Twitter sería similar a un chat, como cualquier otro de los existían en aquel momento y que el nick no tenía ninguna importancia.

reputacion online

En 2009 no había como ahora cientos de especialistas en identidad digital y marca personal, ni existía prácticamente formación de calidad en social media, ni se escribían cientos de post sobre el tema como ahora y, aunque al principio los usuarios…

Ver la entrada original 374 palabras más